Cajas fuertes electrónicas

Entre las múltiples tareas de la cerrajeria Alfaz del Pi se encuentra la del montaje de cajas fuerte tanto las más tradicionales como las de última generación. En la actualidad se pueden encontrar cajas con diferentes sistemas de apertura como por reconocimiento de voz, de retina o de huellas dactilares. Las grandes empresas, naves industriales, joyerías, bancos y cada vez más viviendas, utilizan este tipo de cajas fuertes.

El sistema de cierre de estas cajas fuertes viene dado por su clave que tan solo puede ser cambiada por el propietario. Las más instaladas son las que cuentan con puertas con un grosor de 10 mm ya que para ser abiertas necesitan un código que puede llegar hasta los diez dígitos, además de una llave. Al ser doble su sistema de apertura, aumenta su protección.

Las más montadas con las cajas fuertes de anclar ya sean electrónicas o no ya que no se necesita hacer ningún tipo de obra para montarlas y se pueden colocar en armarios, esquinas o detrás de los muebles. Una caja fuerte buena presenta cuatro u ocho perforaciones por regla general de anclaje en el fondo y en la parte posterior, mientras que las más baratas solo tiene un par en la zona posterior.

También se encuentran cajas fuertes que para poder abrirlas cuentan con una contraseña que debe insertarse usando el teclado que traer incorporado. Este tipo de teclado está alimentado con una batería de larga duración y si se agota la alimentación eléctrica, el propietario recibe un aviso. Como último recurso se puede usar una llave mecánica para poder abrir la caja fuerte sin problema.

Las cajas fuertes se pueden catalogar dependiendo de su grado de seguridad en cajas de alta seguridad, en cajas ignífugas en las que se pueden guardar documentos de alto valor o cualquier tipo de información para tenerlos a salvo del fuego, en cajas de superficies electrónicas y en cajas para empotrar que pueden ser mecánicas o electrónicas. Existen también cajas fuertes con sistema de alarma incorporado que incluso tienen elementos integrados que perciben movimientos.